LLEGA LA VUELTA AL COLE, ¿ESTÁ PREPARAD@?

Llega Septiembre, y como todos los años, la vuelta al cole. Es hora de dejarlo todo preparado para que nuestr@s hij@s puedan afrontar el nuevo curso: mochila, todos los materiales necesarios, establecer horarios de rutina, etc. Pero, ¿es suficiente? ¿Cómo sabemos si realmente está preparad@ para afrontar los nuevos retos de este año? ¿Qué necesitan para aprender?

Para aprender usamos diferentes canales sensoriales. Estos canales tienen que estar preparados para afrontar el nuevo curso y para tener buen rendimiento escolar. Yo, como optometrista, os hablaré de uno de ellos: el sistema visual.

La visión es nuestro sentido predominante. Más del 80% de la información que procesa nuestro cerebro proviene de este canal sensorial. Muchas veces, cuando pensamos en visión, sólo pensamos en una habilidad del sistema visual: la capacidad que tenemos para ver letras nítidas cuando miramos de lejos. Pero esta habilidad es sólo una pequeña parte de lo que nuestro sistema visual realiza. No podemos quedarnos ahí.

Por ejemplo, cuando un/a niñ@ mira a su ficha o a su libro, necesita enfocar para poder ver nítidas las letras. Si no tiene esta capacidad o no puede mantenerla a lo largo del tiempo, podrá ver mal las letras del libro. 

Cuando cambia la mirada de sus apuntes a la pizarra, tiene que ser capaz de relajar ese enfoque y los ojos tienen que coordinarse para realizar ese cambio de mirada de cerca a lejos o al revés. Esta habilidad es lo que se llama vergencias y si no está muy desarrollada, puede acabar invirtiendo demasiado tiempo en mirar de la pizarra a sus apuntes y puede quedarse atrasad@ con respecto al ritmo de la clase. 

Cuando lee, tiene que ser capaz de mover los ojos adecuadamente. Unos movimientos oculares inexactos pueden crear baja velocidad lectora, pueden hacer que repitan sílabas o palabras cuando leen o que directamente se pierdan en el texto y no sepan por dónde van.

También es importante que sus ojos puedan mantener la mirada durante mucho tiempo en visión próxima, porque es a esta distancia dónde van a estar mirando mucho rato. Es decir, sus ojos tienen que converger. Si sus ojos no se coordinan bien a esta distancia, pueden empezar a cansarse mucho, a tener que hacer un esfuerzo excesivo o puede aparecer diferente sintomatología como visión doble. 

Después de que la imagen llega correctamente a nuestra retina, nuestro cerebro tiene que ser capaz de filtrar y analizar la información para poder darle significado. Aquí entran otras muchas habilidades del procesamiento de la información visual, tan relacionadas con el aprendizaje escolar como las que hoy os hemos contado. Pero para que esto no se alargue mucho.. otro día os contaremos cuáles son esas habilidades!

Si quieres dejar más cosas preparadas para el nuevo curso y saber si el sistema visual de tu hij@ está en plenas condiciones para poder afrontar este año, puedes llamar al 918920419 y realizar un examen visual para prevenir y descartar futuros problemas, ¡estaremos encantadas de atenderte!

 

Miriam Jaramillo – Optometrista

Centro de Optometria San Francisco

Comparte:

Comentarios

¿Te ha gustado la entrada? ¡Estamos deseando de conocer tu opinión!

Entradas
relacionadas


¿Qué ves aquí?

¿Qué ves en esta imagen? ¿Un pato? ¿O tal vez un conejo?   www.pinterest.com.mx/pin/294141419393664552/ La figura fondo es la habilidad que nos permite identificar un…

leer más

Cita

Pide tu cita

A través de este sencillo formulario puedes enviarnos tus datos y lo que necesitas y nos pondremos en contacto contigo en la mayor brevedad posible.

Cita