AMBLIOPÍA EN ADULTOS

La ambliopía, comúnmente conocida como ojo vago,  es una disfunción visual que consiste en que un ojo no ha desarrollado las habilidades visuales igual que el otro ojo entre ellas la agudeza visual, el enfoque etc…

Hace años se creía que la ambliopía no se podía rehabilitar a partir de los 6 años. Las investigaciones de  los últimos años apoyan la posibilidad de tratar y rehabilitar la ambliopía en niños de más de 6 años y también en adultos.

Encontramos en nuestra consulta muchos adultos a los que de niños les dijeron que su ambliopía u ojo vago ya no tenía solución y siguen teniendo un ojo no funcional y ausencia de visión tridimensional con las consecuencias que eso puede ocasionar en su vida cotidiana.

Estos adultos pueden encontrar en los tratamientos de terapia visual una solución a su problema visual.

A continuación os dejamos el testimonio de Jose Luis, un paciente que tenía estrabismo y ambliopía. Jose Luis  ha terminado ya su tratamiento de terapia visual con muy buenos resultados.

Captura de pantalla 2015-03-24 a las 11.16.41

“Mi nombre es José Luis González Guerrero y tengo 45 años. De pequeño me diagnosticaron ambliopía en el ojo derecho, provocada por estrabismo y una miopía mucho más elevada en este ojo que en el izquierdo. Del estrabismo fui operado, y con la ambliopía tuve el tratamiento clásico del parche en el ojo bueno, lamentablemente sin grandes resultados. Por lo tanto, durante todos estos años, esa ha sido mi situación: un solo ojo útil, el izquierdo, y un ojo derecho que me servía más bien para nada, con la ambliopía, una miopía mucho mayor y con cierta tendencia a desviarse.

Cuando tenía unos 30 años, decidí someterme a cirugía laser para eliminar la miopía y librarme, al menos, de la tiranía de las gafas, pero, evidentemente, el problema de la ambliopía seguía ahí, y sin esperanza ninguna, puesto que me decían que en adultos no se podía hacer nada para tratarla.

Sin embargo, hace unos pocos años vi en televisión una emisión del programa Redes, de Eduard Punset, en el que entrevistaba a una neuróloga estadounidense, Susan Barry, sobre su experiencia con unas nuevas técnicas de Terapia Visual, que a ella misma le habían permitido recuperar la visión binocular.

A partir de ese momento, empecé a interesarme por el tema y descubrí que estas técnicas se basan en tratar la verdadera raíz del problema de la ambliopía, que está en el cerebro, y que trabajan sobre la premisa de que éste puede ser “reeducado”, incluso en edades adultas, para que vuelva a utilizar el ojo que había “descartado”. Y estaban teniendo muy buenos resultados.

Decidido a intentarlo, me puse a recabar información en Internet sobre centros, especialistas, etc. y surgió el nombre de Gloria Hermida, como una persona muy involucrada y muy activa en este tipo de terapias.

Acudí a su clínica, donde me diagnosticaron una capacidad de visión del 20% en el ojo vago, una cierta desviación (exotropía) del mismo y una capacidad de visión binocular prácticamente nula.

Comencé el tratamiento, en el que acudía una vez a la semana a la clínica para una sesión de ejercicios, con revisiones regulares, y realizando el resto de la semana ejercicios en casa. Aquí he de recalcar la crucial importancia de la disciplina y la constancia en la realización de estos ejercicios. Con ellos se combaten todos los frentes que presenta la ambliopía (supresión del ojo vago, agudeza visual y discriminación, coordinación en el movimiento de ambos ojos, visión binocular). También me sometí a unas sesiones de fototerapia, que contribuyeron a acelerar el proceso.

Durante todo el tratamiento fui notando las mejoras en la visión particular del ojo vago y en la percepción estereoscópica de cosas que antes no era capaz de ver.

En poco más de un año, recibí el alta del tratamiento, habiendo alcanzado una visión del 90% en el ojo vago, con la desviación corregida y con un aumento muy notable de la visión binocular (como anécdota diré que al final fui capaz de ver un estereograma que antes no podía ver).

Para mí ha sido extremadamente importante conseguir estas mejoras, ya que es un problema que me ha estado acompañando toda la vida, y pienso seguir trabajando sobre ello para llegar lo más lejos posible.

No quiero terminar este testimonio sin darle las gracias a Gloria y a todo su equipo por el trato recibido durante todo el tratamiento”

Muchos adultos como Jose Luis pueden solucionar sus problemas visuales gracias a la terapia visual.
¡Nunca es tarde para intentarlo!

Gloria Hermida

Nina - 20 julio, 2018 - 14:03

me gustaría ser visitada por usted, tengo los ojos vagos, y llevo muchas operaciones y sigo viendo mal..

Atentamente

Nina

Gloria Hermida - 24 julio, 2018 - 16:38

Buenas tardes, Nina
Sería estupendo que acudieras a nuestra consulta para poder realizarte un examen visual. Puedes escribir a [email protected] o llamar al 918920419.

Muchas gracias!

Tu email no seránunca publicado o compartido, Campos requeridos *

*

*

Back to TopContact MeShare on FacebookTweet this PostEmail to a Friend