Audición

“NO SER SORDO NO SIGNIFICA OIR BIEN”.

El procesamiento auditivo central es la capacidad de nuestro cerebro de percibir e interpretar los estímulos sonoros que vienen del entorno.

Cuando hablamos de la dificultad en el procesamiento auditivo no hablamos de sordera o de cantidad de audición sino de su CALIDAD. Hablamos de cómo la información auditiva de nuestro entorno llega a nuestro cerebro.

El deterioro del procesamiento auditivo dificulta la adquisición del lenguaje, el aprendizaje, el desarrollo de la lectoescritura, la memoria de trabajo e incluso puede afectar de manera significativa a la conducta y a las emociones.

La calidad de la audición es fundamental para un buen desarrollo escolar y personal.

Las dificultades del procesamiento auditivo central se encuentran asociadas como trastorno secundario a muchos otros trastornos como hiperactividad, déficit de atención, dislexia, ansiedad, depresión, parkinson, alzheimer…

Muchos niños y adultos con algunos de estos trastornos tienen dificultades para procesar correctamente la información auditiva.

REEDUCACIÓN AUDITIVA
MÉTODO SENA

La reeducación auditiva es un tratamiento para mejorar el procesamiento auditivo central.

Partimos de una audiometría previa para conocer que frecuencias están por encima o por debajo de lo esperado. De esta manera el tratamiento es totalmente personalizado a cada paciente.

El tratamiento estándar consiste en 10 sesiones de 45 minutos. En este tiempo el paciente escucha una melodía modificada con el fin de cambiar el procesamiento auditivo ineficaz y transformar la audición del paciente en un sistema eficaz.

¿TENGO UN PROBLEMA DE PROCESAMIENTO AUDITIVO?

A continuación están descritos algunos de los síntomas asociados a un problema de procesamiento auditivo. Si se presentan alguno de estos síntomas es recomendable realizar una revisión auditiva.

  • Problemas de lenguaje y dicción.
  • Responde ¿Que? cada vez que le hablan.
  • Dificulda para recordar instrucciones verbales.
  • Se tapa los oídos con ruidos fuertes.
  • Confusión en algunos sonidos o palabras y dificultad para pronunciarlos.
  • Se despista con cualquier cosa.
  • Rendimiento escolar inferior a las capacidades intelectuales.
  • Audición dolorosa.
  • Dificultades para concentrarse si no hay absoluto silencio.
  • Sustituyen la expresión verbal por gestos.
  • Se abstraen en las conversaciones.

Maite Gonzalez - 15 febrero, 2016 - 15:41

Buenas tardes tengo una hija Sara, de 11 años que cursa 5º de primaria en un colegio de Pinto (Madrid) por recomendacion de sus psicopedagoga, me indica la posibilidad de hacerle un audiograma para evaluar un posible fallo de procesamiento de lo que escucha. me ha dado sus datos para que me ponga en contactos con ustedes y ver la posibilidad de hacerselo, con un audiologo.
Gracias.

Gloria Hermida - 15 marzo, 2016 - 11:33

Hola Maite, si quieres llámanos por teléfono al 918920419 para poder concertar una cita y poder evaluar lo que necesitas.
Un saludo.

Tu email no seránunca publicado o compartido, Campos requeridos *

*

*