Archivos mensuales: febrero 2019

¿PODEMOS CONTROLAR LA PROGRESIÓN DE LA MIOPÍA?

Todos los años llevamos a nuestr@s hij@s a revisarle la vista, y… ¡no para de aumentarle la miopía! ¿Qué podemos hacer?

La miopía es un defecto visual que impide ver nítidos objetos lejanos. Tiende a progresar principalmente en la infancia y no tiene cura.

En España, 6 de cada 10 jóvenes de entre 17 y 27 años son miopes, con una prevalencia mayor entre mujeres.¹

El problema de ser miope, a parte del déficit visual que produce, es la probabilidad que existe de desarrollar una patología ocular severa como es glaucoma, desprendimiento de retina o degeneración macular. Según el Dr. Carlos Mateo, “El 40% de los miopes con más de 8 dioptrías corren el riesgo de sufrir algún tipo de patología en el centro de la retina, con importante pérdida de visión”².

Por ello es importante realizar controles de miopía en edades tempranas, con el objetivo de controlarla y evitar que pequeñas miopías deriven en miopías severas con sus posibles patologías oculares asociadas.

¿Cómo podemos controlar la progresión?

Existen diferentes formas de ralentizar el aumento de la miopía. En el Centro de Optometría San francisco empleamos lentes de contacto especiales para el control de miopía, como son la ortoqueratología (orto-k) y las lentes desechables blandas.

Las lentes de orto-k son lentes de contacto especiales que se utilizan por la noche mientras duermes, y que corrigen la miopía para que no necesites usar ni gafas ni lentillas durante el día.

Es un tratamiento seguro, como cualquier otro tipo de lentillas, siempre que sean adaptadas por un profesional y se lleven unas pautas de revisiones y limpieza de las lentes adecuadas. Además, es un tratamiento reversible (en el momento que dejas de usarlas, tu miopía vuelve a ser la de siempre) y tiene muchas más ventajas:

  • Durante el día no necesitas usar gafas ni lentes de contacto
  • Puedes ir a la piscina y no necesitas gafas de bucear graduadas!
  • Son ideales para la práctica de cualquier deporte
  • Es un tratamiento reversible
  • Es una opción en pacientes con problemas de sequedad ocular que no pueden usar otro tipo de lentes de contacto
  • Los padres controlan su uso en casa y se despreocupan durante el día (¿y si se le cae en el colegio?)

Por otro lado, las lentillas desechables blandas, son de un solo uso, se ponen por la mañana y al final del día se desechan. Aquí os dejamos un link de la Asociación AMIRES, sobre el control de miopía con este tipo de lente de contacto. Al igual que la orto-k, las lentillas desechables blandas tienen muchas ventajas:

  • Son muy sencillas de adaptar.
  • Son fáciles de poner y quitar.
  • No necesitas mantenimiento ni limpieza, ¡cada día estrenas lentillas nuevas!
  • Con ellas puestas controlas la miopía, y además, ¡se ve muy bien!
  • Son seguras para la práctica de cualquier deporte.

¿Por qué usar otro tipo de lente de contacto, si podemos usar una que nos permite ver bien y que además frena la progresión de la miopía?

Si tienes un/a hij@ con miopía, y crees que es momento de controlar su evolución, puedes ponerte en contacto con nosotros pinchando aquí o llamando al 918920419.

  1. Estudio elaborado por la Asociación Visión y Vida “Prevalencia de la miopía entre los jóvenes en España, 2018”
  2. https://www.imo.es/es/40-miopes-mas-8-dioptrias-corren-riesgo-sufrir-patologias-del-centro-retina

 

Lorena López – Optometrista

Centro de Optometria San Francisco

 

 

Back to TopContact MeShare on FacebookTweet this PostEmail to a Friend