Archivos mensuales: septiembre 2014

¿Que son los reflejos primitivos?

8242997434_d26589a77c_z

Los reflejos primitivos son movimientos automáticos y totalmente involuntarios.

Necesitamos estos reflejos para poder sobrevivir, ya que nos permiten adaptarnos al nuevo medio al nacer, succionar a la hora de comer, desplazarnos para poder experimentar el nuevo mundo…

Ahora bien, ¿Qué ocurre si estos reflejos permanecen con nosotros para siempre?

Los reflejos primitivos deben aparecer, estar activos durante un tiempo e inhibirse cuando ya han cumplido su función para dar lugar a los reflejos posturales.

Si esto no ocurre, nos encontraremos con niños con unos rasgos comunes.

Überfordert

Suelen ser niños inquietos, a los que les resulta muy difícil permanecer sentados y a los que no les gusta la ropa ajustada. No se les da bien los deportes y tienen tendencia a ser descoordinados.

La lectura y la escritura les requieren mucho esfuerzo y hacen muchas faltas de ortografía, aprietan mucho el lápiz al escribir y muerden los bolis o se muerden las uñas.

Este vídeo refleja a la perfección cómo actúan los reflejos primitivos sobre nosotros.

 

En el vídeo se pone de manifiesto como los reflejos primitivos no integrados pueden interferir en la vida cotidiana de un niño.

Observad la niña del centro de la imagen: Cada vez que intenta poner los pies hacia fuera, la parte superior de su cuerpo hace el mismo movimiento: abre los brazos hacia fuera (observad las muñecas). Este cambio en el tronco superior es tan fuerte que le hace perder el equilibrio varias veces. A lo largo del vídeo se observa como la niña intenta repetidas veces poner los pies hacia fuera, pero su cuerpo no le obedece.

Este reflejo, interfiere directamente en el desarrollo postural, haciendo que el niño no pueda correr bien, jugar a juegos de pelota,  hacer ballet o gimnasia rítmica, permanecer de pie parado o jugar a diversos deportes en las mismas condiciones que el resto de los niños que no tienen este reflejo.

Al final estos niños son etiquetados como “torpes” y lo que les ocurre es que tienen un reflejo que provoca una mala coordinación motora.

Si observas que a tu hijo o a tu alumno le sucede esto cuando pone los pies hacia fuera, el niño debería ser evaluado de reflejos primitivos.

En nuestro Centro de Optometría y en la mayoría de los Centros de Optometría Comportamental pueden evaluar los reflejos y poner tratamiento si fuera necesario.

Por Sonia González Lucas y Gloria Hermida Salamanca

Photo Credit: Jug Jones

 

Back to TopContact MeShare on FacebookTweet this PostEmail to a Friend